Cabildo Abierto de Sumar para Crecer: una forma de pensar la política desde los barrios

Durante la jornada del martes 5 de marzo se realizó un Cabildo Abierto con la participación de decenas de vecinos de diferentes barrios de la ciudad. Esta instancia es la conclusión de un relevamiento sobre las problemáticas y el estado de los servicios públicos que se realizó en toda la ciudad.

Se concretó este martes la instancia conclusiva de Sumar para Crecer, un dispositivo de participación ciudadana para la gestión y el conocimiento de las problemáticas de la ciudad.

La jornada contempló la presentación de un diagnóstico minucioso de la situación de los barrios de Cosquín, ofreciendo información sobre el estado de calles, la calidad del agua, los basurales a cielo abierto, los puntos de inseguridad, entre otros.

Se visualizó a través de una herramienta digital que posibilitó georeferenciar toda la información de la ciudad, de manera que se puedan detectar la realidad concreta de cada barrio de forma mapeada.

Posterior a la presentación, se llevó a cabo una instancia de trabajo entre vecinos que, organizados por zona, aportaron información nueva sobre cada uno de los territorios a los que pertenecen. De este modo, se complementó el diagnóstico con la palabra y la experiencia de los propios vecinos.

Sumar para Crecer es una iniciativa que se llevó a cabo durante todo el 2018 para trabajar en la construcción de un diagnóstico, amplio y profundo, de nuestra ciudad. Se relevaron los principales problemas de cada barrio en cuanto a infraestructura urbana, servicios públicos y demás temáticas de relevancia.

Esta iniciativa expresa una forma de concebir la política desde los territorios, propiciando la participación y el trabajo conjunto con cada vecino y cada vecina de la ciudad.

Este dispositivo implicó pensar la ciudad junto a cada coscoíno y coscoína, recorrer cada barrio, habitar los espacios públicos y debatir entre todos y todas la mejor forma de afrontar los problemas y sus soluciones.

De manera concreta, consistió en la visita, durante cada semana, de un barrio de la ciudad para hablar con sus vecinos, escuchar sus inquietudes y relevar cada una de sus problemáticas. Se generaba una base de trabajo en uno de sus espacios públicos que se constituía como el centro de la intervención. Así, recorriendo calle por calle se registró toda la información significativa del barrio: espacios públicos (plazas, parques y baldíos), instituciones (escuelas, iglesias, centros vecinales y de jubilados/as, bibliotecas, etc.) y el estado de los servicios públicos (calles sin asfalto, baches significativos en las calles, calles sin luminaria, instalación de mini-basurales, etc.).

Esta información, sumada a la que ofrecían los vecinos, sirvió para diagramar un mapa que geo-localice los principales problemas de cada barrio; es decir, permitió conocer cuáles son los inconvenientes más significativos de los barrios y en qué estado se encuentra el espacio y la infraestructura pública en cada uno de ellos.

La propuesta de Fuerza Cosquín es posibilitar, a través de herramientas y plataformas digitales, la participación de los vecinos en la construcción de diagnósticos serios sobre la calidad de vida y en la promoción de políticas públicas destinadas a mejorarla.

  • SHARE: