Medio Ambiente

Necesitamos un estado municipal que vele por garantizar un espacio público de calidad y una ciudad verde y biodiversa. Trabajaremos para la implicación, participación y colaboración de la ciudadanía en general, los colectivos y las organizaciones, y los entes tanto públicos como privados en los proyectos municipales, entendiendo que un medio ambiente sano es un objetivo que sólo se puede alcanzar a través de un trabajo mancomunado.

Se pretende que el verde tenga mucho más protagonismo y se convierta en el elemento central de otras políticas urbanas en las que puede tener incidencia, como el urbanismo, la movilidad, la salud pública, la sostenibilidad, los derechos sociales o la cultura.

  • Planificación participativa e implementación de un Ordenamiento Ambiental Territorial de forma articulada con las reparticiones municipales (ambiente, catastro, obras públicas y privadas) y organizaciones sociales.
  • Implementación progresiva del sistema de separación de residuos: separación domiciliaria diferenciada, tratamiento del material orgánico y reciclado del material inorgánico. Realizaremos etapas progresivas, siguiendo como eje de trabajo los lineamientos de la Ordenanza de Basura Cero que ya existe en la ciudad.
  • Potenciar el Vivero Municipal para la reforestación de áreas sensibles y embellecimiento de nuestros espacios públicos barriales. Queremos incrementar la superficie verde, sobre todo en los barrios menos dotados de esta, para garantizar una distribución equitativa de los servicios y beneficios que aportan el verde y la biodiversidad.
    Buscamos potenciar la acción del Vivero Municipal con el objetivo de alcanzar una infraestructura verde que ofrezca los máximos servicios ecosistémicos en una ciudad donde naturaleza y urbe interactúen y se potencien.
  • Regulación de fitosanitarios agresivos para la salud y el medio ambiente: Los productos fitosanitarios, incluidos los herbicidas, son un motivo de preocupación por su posible impacto en la salud de las personas y en el medio ambiente. Por este motivo, queremos hacer avances para racionalizar su uso, con el fin de reducir los riesgos y efectos en la salud humana y los ecosistemas, y buscar alternativas, como los tratamientos biológicos, que permitan hacer la transición hacia una jardinería ecológica.
  • Plan Director del Arbolado 2020 – 2040: La cantidad y calidad de los árboles y su función como componente de la infraestructura verde en la ciudad son factores que se han desatendido en nuestra ciudad y respecto de los cuales hay que volver a pensar. Por eso, es necesario un documento estratégico que guíe la acción municipal en materia de planificación y gestión de todo el arbolado de la ciudad.
    La masa arbolada de la ciudad es un recurso natural universal que conecta a las personas con la naturaleza urbana, aporta salud y habitabilidad gracias a sus servicios ambientales, sociales y paisajísticos a la población actual y a las generaciones futuras. Por la longevidad de los árboles, la visión del Plan Director del Arbolado es a largo plazo (2020- 2040).
    El arbolado urbano es esencial en la infraestructura verde y en una configuración de espacio público de calidad. Por eso El Plan Director del Arbolado tiene como objetivo final disfrutar de un arbolado urbano dinámico, sano, biodiverso, abundante, maduro, seguro, con más especies autóctonas, identitario y sostenible.